Historia

Al Abrigo comienza su andadura en 2005 y desde entonces hasta el pasado mes de abril es gestionado por otra entidad. A raíz de problemas de financiación en diciembre de 2012,  trabajadores y participantes comienzan una serie de movilizaciones para evitar el cierre del recurso. Las diferencias en cuanto a la gestión del proyecto enfrentaron a trabajadores y participantes por un lado y los gestores de la entidad por otro, debido al intento de éstos últimos de boicotear la metodología de trabajo participativa y asamblearia. Los propios participantes iniciaron una huelga a raíz del despido de la directora del centro por considerarlo injustificado, movilización que culminó con el apoyo de los grupos municipales al proyecto y no a la entidad gestora.

 

Abrigo en lucha

A partir de este momento, la búsqueda de una solución para no perder el recurso se materializó en la presentación a la convocatoria de subvención de la Comunidad de Madrid y la concesión de dicha subvención para el año 2014 a la “Asociación de Acción Social Libélula”, que busca dar continuidad a la filosofía de trabajo del proyecto Al Abrigo contando para ello con el equipo de profesionales de referencia del mismo, y poner así en marcha el actual Servicio de inserción socio-laboral Al Abrigo.